Nuevas narrativas, el vídeo como protagonista, la revolución del backpack broadcasting, apuesta por nuevas tipologías de usuarios, modelos de negocio, contenidos de marca y la influencia del Internet de las cosas. Nos espera un 2016 lleno de retos, oportunidades y tendencias. Este artículo viene a reforzar algunas ideas que se han surgido de forma poderosa durante este último año y que subrayan procesos de cambio en el sector audiovisual, periodístico, las redes sociales y el marketing de contenidos. Desde Lavinia queremos compartir  las siguientes tendencias sobre la comunicación de un 2016 marcado por dos importantes citas: los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y las Elecciones presidenciales en los Estados Unidos. Ahí van nuestras propuestas:

1. Más vídeo y más televisión

El vídeo se hace omnipresente. Hace años que se proclama como uno de los grandes protagonistas anuales de la comunicación digital pero si antes con Youtube ya era el actor principal en el ámbito online, hoy son muchos los competidores, grandes y pequeños, que lo potencian en múltiples formatos, ya sea productos lineales, a la carta como transmisión IP.

A nivel de redes sociales, su integración de forma nativa en Facebook o Twitter ha sido un revulsivo para seguir estimulando su crecimiento. Aunque su auténtica intención era la de quitarle parte del pastel a Youtube, la apuesta de las redes sociales ha multiplicado la omnipresencia del vídeo. El vídeo representará más del 80% del tráfico en línea en los próximos cinco años.

El vídeo representará más del 80% del tráfico en línea en los próximos cinco años

El papel de los smartphones, cada vez más potentes, también es fundamental con los usuarios potenciando una auténtica revolución Mobile First. Los estudios nos revelan que en 2016 el consumo de contenido en vídeo online desde smartphones aumentará un 34,8% mientras que desde el ordenador solo se espera un aumento de 6,5%.

A nivel de aplicaciones, ya no es la dicotomía entre Periscope o Meerkat sino la potenciación de contenidos también a través de YouKnow o la apuesta del ominipresente Facebook, tal y como explica la Wired, en la innovación de soluciones tecnológicas para sus usuarios.

Facebook lidera el vídeo en directo

2. La revolución del Backpack Broadcasting

El abaratamiento de las tecnologías de transmisión potencian la producción de estos contenidos audiovisuales. En este sentido, las mochilas de conexión 3G o 4G, conocidas como Mochilinks (Backpack broadcasting, en inglés), permiten realizar emisiones en directo en cualquier lugar del mundo para cubrir eventos. Mayor movilidad, rapidez, autonomía y costes más bajos están revolucionando la oferta televisiva en comparación a otras soluciones que pasan por ser conexión vía satélite.

La producción en tiempo real está incidiendo no sólo en la respuesta de los usuarios sino también de los medios de comunicación

Y es que la potenciación del concepto del tiempo real está incidiendo no sólo en la respuesta de los usuarios sino también de los medios de comunicación que deben adaptarse, sin perder la profundidad, la contrastación y la calidad, al pulso informativo.

3. Internet de las cosas y la Smart TV

En cuanto a la recepción de contenidos, el Internet de las cosas (IoT) es la capacidad de determinados dispositivos de uso diario a Internet o sobreponer una capa de información a dichos objetos. Y, por tanto, en nuestros complementos conectados (wereables) o en nuestros hogares, la Smart TV cobra una especial relevancia para tener en cuenta nuestros hábitos, consumos o necesidades. Es una tendencia de desarrollo disfrutar de la llamado TV Everywhere (en cualquier sitio) o Services Everywhere. Potencialmente, como decíamos al principio, nuestra vida diaria cotidiana se multiplican las pantallas, ya sea en nuestra ciudad, en nuestro hogar o en espacios privados. Es una buena oportunidad, por tanto, para la producción de contenidos y desarrollar periodismo de servicios y periodismo de datos.

4. Los operadores de telefonía se reinventan

Los grandes operadores móviles están diversificando su negocio tradicionalmente centrado en las servicios de telefonía e Internet hacia la producción de contenidos. Vodafone, Orange y, sobre todo, Movistar están extendiendo su negocio a los contenidos a través sobre todo de los derechos televisivos en relación a deportes como el fútbol, baloncesto, motociclismo y Fórmula 1.

Y más allá del deporte, los contenidos de ficción que viven su época dorada a través de las series de televisión són la otra punta de lanza de las empresas de telefonía. Si Nokia fue creada en el siglo XIX como industria maderera hasta convertirse en una empresa tecnológica, ¿por qué Movistar no se puede convertir en una productora audiovisual del siglo XXI?

Empresas de servicios y entretenimiento como Netflix o Amazon no sólo distribuyen contenidos de terceros sino que se están consolidando como productoras de contenidos.

Técnicamente, cuanto a la televisión a la carta, estos próximos meses deberán evolucionar las plataformas para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Se deberá evolucionar en las opciones catch-up, es decir, en el vídeo bajo demanda en la que los programas de televisión están disponibles durante un período de días después de la emisión original.

5. El año de Snapchat y los contenidos efímeros

En cuanto a redes sociales, el crecimiento de Snapchat durante 2015 ha sido meteórico, y ya tiene más de 100 millones de usuarios activos. Así, Snapchat, la tercera red social en crecimiento de usuarios de 18 a 34 años (+34%), por detrás de Facebook e Instagram. Y es que uno de los secretos de su éxito radica en la hiperactividad social y digital de sus usuarios -cada día se reproducen 400 millones de snaps-, mayoritariamente millennials, pero también influyen su inmediatez y sus contenidos efímeros, que se evaporan en horas y transmiten a sus usuarios una sensación de privacidad y exclusividad sin igual. Otro de sus puntos fuertes es la captación y visualización vertical de sus vídeos. Al ser una red móvil, su apuesta por este formato ha sido un gran acierto.

Uno de los factores del éxito de Snapchat radica en la hiperactividad social de sus jóvenes usuarios

Las marcas están encontrando en Snapchat una forma de llegar al público más joven y, sobre todo, cómo hacer que esta red social se convierta en una plataforma de exposición para los anunciantes y, por tanto, desarrollar una rentabilidad que otras redes sociales no tienen a pesar de llevar años en el entorno digital.

A nivel de medios de comunicación, The Huffington Post, CNN o CBS ya están trabajando en los debates de las primarias de los republicanos y demócratas de una forma más atrevida lo que se cuece en la carrera de los candidatos.

6. Periodismo inmersivo

Paralelamente al crecimiento de los contenidos audiovisuales, la realidad virtual en sus primeras fases de aplicación ha irrumpido en el gran consumo a modo de vídeos inmersivos. Si inicialmente eran experiencias estáticas en 360º en localizaciones más o menos atractivas, el New York Times ha doblado su apuesta con NYTVR, un app para Google Cardboard que permite experiencias inmersivas en vivo. Un nuevo periodismo se abre camino en la el que podemos estar de forma virtual metidos en medio de la Siria en guerra o de una manifestación en París tras los atentados de Estado Islámico.

7. Contenidos de marca

El branded content o contenidos de marca son una opción muy viable en la que las empresas trabajan con mayor celeridad porque es una forma más directa y menos irruptiva de llegar a los usuarios. Los resultados son espectaculares. Si nos fijamos en el branded content de las marcas americanas veremos que aumenta hasta un 50% el engagement de su audiencia. Como veremos, se convierte por tanto, en una opción consolidada para mejorar los modelos de negocio.

El éxito del branded content va determinado por su tendencia a hacer marketing en tiempo real, incluir a los usuarios en el centro de las prioridades comunicativas poniendo a éstos dentro de la narrativa, la personalización de los contenidos y mayor creatividad que los medios de comunicación tradicionales.

8. Generación C

Consumen, crean comunidad, están conectados y comparten. Los usuarios cada vez son más jóvenes y se mueven en la dinámica de la producción y el consumo. Con su interacción y sus aportaciones modulan el resultado final de los productos y discursos que se consumen.

Los usuarios cada vez son más jóvenes y se mueven en la dinámica de la producción y el consumo

La generación que más consume contenido en vídeo online, los millennials (18-34 años), se reinventa en la Generación C (generación del contenido) y amplía franjas de edad.

Dar voz a los usuarios, construir un relato con sus pequeñas historias y proyectar la construcción social es una forma de captar y fidelizar públicos que asume valores e identidad como propios. Eso sí, la Generación C tiene un carácter propio y no les gusta encontrarse con mensajes publicitarios que no han elegido. Tienen el poder y pueden ser muy útiles para nuestra estrategia.

9. Repensando los modelos de negocio

Medios de comunicación como The Economist o The Financial Times están empezando a pensar en modelos publicitarios basados en la “atención del usuario” o como denominan “modelo de compra de atención”. Es decir, no basan su modelo publicitario en simplementes las impresiones de los banners sino la calidad del usuario en el uso que hace de la página, ya sea, tiempo de espera, calidad del scroll o uso del ratón. Hay que pensar que en métricas, cualquier consulta inferior a cinco segundos se plantea como una baja atención del usuario”.

Y es que la crisis de los modelos de negocio está provocando que los medios deban buscar nuevas maneras de conectar los usuarios con los anunciantes.

Los medios deban buscar nuevas maneras de conectar los usuarios con los anunciantes

Hay que ir abandonando la publicidad que ‘mancha’ y evolucionar en cuanto al crowfunding, los micropagos, el pay per view, el freemium, los patrocinios, el branded content y las suscripciones. ¿Y por qué no? Como hemos visto anteriormente, en el desarrollo del Internet de las cosas, hay posibilidades para los anunciantes y a través de los anunciantes, que pueden ofrecer no sólo ventanas en las que anunciarse sino también servicios y soluciones para los usuarios conectados.

10. Formación MOOC y contenidos de nicho

La comunicación para 2016 pasa también por mejorar los contenidos digitales que sirven como materia de exposición y estudio en los denominados cursos MOOC (cursos masivos a distancia y abiertos). Se necesitan miles de horas de contenidos, realizados con calidad y manteniendo el sentido pedagógico con agilidad y frescura. Las empresas que producen contenidos tienen una gran oportunidad para realizar este tipo de contenido que está relacionada obviamente con la capacidad de medios y empresas para ser útiles a la sociedad.

Por otra parte, hablando de oportunidades, no es circunstancial que algunos de los ejes de Snapchat Discover gire al entorno de medios especializados como Food Network o Tastemade; que Buzzfeed lance contenidos multiplataforma de su canal de recetas; que uno de los contenidos más vistos de la web de New York Times sean los culinarios.

Los contenidos de nicho están ganando peso poco a poco, por encima de los proyectos de comunicación generalistas. Temáticas como educación, ciencia, salud, estilos de vida, decoración, cocina o tecnología tienen públicos cada vez más amplios.

Comments

comments