1

Tendencias sobre medios de comunicación en Estados Unidos

1

John Wihbey, profesor e investigador del College of Arts, Media and Design de la Northeastern University de Boston, nos ofrece su vision sobre el periodismo

La crisis de los medios es un tema desde hace demasiado tiempo y el avance tecnológico (smartphones, VR, 360…) no hace más que añadir capas de nuevas crisis a un modelo que lee la innovación desde estructuras anticuadas en las que no caben las revoluciones. Sin embargo, hay indicios de que tenemos las soluciones muy al alcance. John Wihbey, profesor e investigador del College of Arts, Media and Design de la Northeastern University de Boston, ha explicado este mes en el Col·legi de Periodistes de Barcelona varias de las tendencias de periodismo y medios de comunicación en Estados Unidos que permiten definir acciones concretas para mejorar el modelo informativo. Está claro que no todo es aplicable a nuestro contexto, pero en sus planteamientos hay margen para encontrar propuestas por las que apostar aquí.

1_ Nuevas dinámicas en la comunicación con el poder

En Europa, casi todos nos echamos las manos a la cabeza con el triunfo de Donald Trump en las elecciones americanas. Y aun así, análisis políticos a parte, el fenómeno ha hecho subir el número de suscripciones en el New York Times. La actitud del presidente de Estados Unidos y de muchos otros políticos hace mella en los medios también en cuanto al uso de Twitter: la comunicación directa con la ciudadanía a través de esta plataforma ha hecho que se reduzca el número de ruedas de prensa, espacios en los que los políticos se someten (se supone) a las preguntas de los periodistas (que se supone que son personas informadas, documentadas y con un interés público). Y aunque hay que estar alerta de la actividad de los políticos en las redes sociales, está claro que si se impone la costumbre de que un tuit es noticia, querrá que los medios no están haciendo su trabajo.

2_ Periodismo móvil y social

El consumo de noticias en el móvil ha crecido mucho más rápidamente que la producción de noticias para el móvil, en cantidad y en calidad. En las webs de noticias, también crece el tráfico que proviene de las redes, Facebook principalmente, y de Google. Esto es algo que los nuevos medios digitales entendieron rápidamente, lo cual los posicionó en estos ámbitos. Sin embargo, hoy en día las páginas con mayor fuerza en Facebook son NBC, Huffington Post y Fox News, un dato que indica que los medios tradicionales que han puesto al día en relación con la inclusión de las redes sociales en su estrategia de difusión.

Aún así, decía Wihbey, editores y periodistas no han encontrado aún la manera de comunicarse online. Ni en cuanto al rol que desarrollan, ni en cuanto a la búsqueda de un diseño atractivo, cada vez más visual, que vaya destinado a un público joven que consume contenidos principalmente a través del móvil.

En este sentido son necesarias dos consideraciones. Por un lado, el contenido periodístico en redes sociales suele ser lo que se denomina soft news, generalmente con titulares que hacen que te pique la curiosidad, el denominado clickbait. Esto no es malo en sí, pero que debería ir asociado a una inversión en contenidos de profundidad e investigación. “El entretenimiento siempre ha financiado la información”, decía Wihbey.

“El entretenimiento siempre ha financiado la información”

Por otro lado, las redes sociales brindan oportunidades para explorar tanto el papel de medios, periodistas y ciudadanía como el lenguaje y el formato para contar historias. Es el caso de Facebook Live, que en Estados Unidos ha servido, por ejemplo, para que ciudadanos anónimos retransmitieran directos de crímenes o accidentes, a los que los periodistas añadían una capa de verificación, interpretación y contexto. El debate sobre el uso de estas herramientas está abierto pero además está muy vivo.

3_ ¿Qué hacer con los algoritmos?

Esta fue sin duda una de las propuestas más interesantes de John Wihbey. Partiendo de una realidad en la que Facebook y Google determinan, a través de sus algoritmos, el tipo de contenidos que vamos a consumir como individuos, plantea que seamos más exigentes con la transparencia de esas fórmulas que predicen qué te va a gustar y descartan aquello que no te va a interesar. Es necesario que expliquen qué hacen y por qué lo hacen, porque cada vez es más evidente que tienen un deber público en relación con la democracia y la transparencia. El planteamiento es que podamos acceder a la información que extrae el algoritmo sobre nosotros, tanto individualmente como por parte de los organismos que velan por el correcto funcionamiento de los medios de comunicación.

4_ Acceso a la información y periodismo de datos

Tal como explicó Wihbey, según la Knight Foundation, el acceso a la información que debería ser pública es cada vez más difícil. Pero como decíamos al principio, hay contrapartidas: crece el interés por el periodismo de datos y proliferan las aplicaciones de datos interactivas, como “Dollars for Docs” de Propublica o “Fatal Force” del Washington Post. Así, los medios y los periodistas se posicionan como intérpretes necesarios de la ingente cantidad de información que existe pero que se expresa en lenguajes que la mayoría de la ciudadanía no sabe descodificar.

5_ Recuperar la confianza

Wihbey habló de la más que probada desconfianza de la ciudadanía en los medios, pero también aquí ofreció soluciones. Por un lado, ser claros en ser claro en relación a las fuentes y los mecanismos para conseguir la información, esto es, mostrar el trabajo periodístico que normalmente se esconde. Por otro, diversificar el tipo de historias y fuentes, situar a personas anónimas como protagonistas de las noticias, acercar el periodismo a la vida cotidiana.

Comentarios

1
1

Utilizamos 'cookies' propias y de terceros, no exceptuadas, a fin de mejorar nuestros servicios, la experiencia de navegación mediante el análisis de tus hábitos de navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y hábitos de navegación. En los casos que no manifiestes expresamente si aceptas o no la instalación de las cookies pero continuas navegando por la web, entendemos que habrás dado tu consentimiento y que aceptas su uso e instalación. Puedes obtener más información o bien como cambiar la configuración consultando nuestra Política de Cookies.